inversionsegura1.jpg

Para atender necesidades futuras, no hay nada mejor que una inversión a largo plazo. En las empresas consisten en las ejecuciones financieras de recursos con la finalidad de adquirir activos. Para las familias, una inversión a largo plazo podría significar un seguro de estabilidad social ya que podría servir para efectos de jubilación o para costear los estudios superiores de los hijos.

Las colocaciones de dinero a largo plazo, dan buen rendimiento a pesar de los períodos de caída o de inestabilidad de los precios en los mercados bursátiles. A largo plazo, hay muchas maneras de invertir el dinero. Algunas de ellas son:

Fondos Mutuos. Estos consisten en una inversión de modo colectivo que agrupa el dinero de muchos inversionistas, para adquirir acciones, bonos a plazos realmente cortos, diversos instrumentos financieros que ofrezca el mercado, entre otros. En estos fondos mutuales, existen gestores quienes administran el capital y decide la manera en la que el dinero será invertido. Se recomienda hacerlo en una empresa financiera que tenga buena reputación en el mercado y que posea personal calificado para tal finalidad. Invertir en un fondo mutual es más riesgoso que adquirir bonos, dado que el flujo de capital es mayor y los mercados, por ende, son más volátiles e inestables.

Bonos. Estos guardan mucha similitud con los certificados de depósito, a diferencia de que son habitualmente emitidos por gobiernos. En la actualidad podemos encontrar una diversidad de bonos que están a la disposición de ser comprados por pequeños y grandes inversionistas. Estos varían en función al tiempo de duración de los bonos que puede tener una vigencia de hasta 20 años y distribuye dividendos dos veces al año, de forma semestral entre todos los inversionistas. Es una forma de colocación de capitales atractiva, que podría duplicar la inversión en un largo período de tiempo.

Comprar acciones a largo plazo puede ser otra alternativa. Esto implica que cuando a la empresa en la que compre acciones le vaya bien, usted obtendrá ganancias por su inversión.

A la hora de arriesgar su capital en un largo período, siempre es bueno asesorarse bien. Si piensa entrar en un fondo mutual, debe buscar un corredor que tenga excelente reputación, de manera que no pase malos ratos. SI no está dispuesto a correr estos riesgos, entonces adquiera un bono que esté garantizado por el gobierno de su país.